Tom Petty fue una de esas figuras musicales que, si bien no ha trascendido como una estrella mediática (en España), sí ha conseguido que su influencia afecte a muchos de los aspectos musicales, culturales e incluso visuales de nuestro día a día. Repasamos algunos de sus hitos y su legado como artista.

Empezar diciendo que ha vendido más de 80 millones de discos nos da una idea de su alcance como músico en 40 años de carrera. Su estreno con “Tom Petty and the HeartBreakers” en 1976 no fue una explosión musical de éxito, sino que fue calando poco a poco entre los aficionados y críticos, no era una estrella de rock al uso, pero su autenticidad, lo real de sus letras y su característico tono de voz hicieron que, con el paso de los años se convirtiese en una de las figuras más grandes del rock and roll por derecho propio.

Su impacto en el Reino Unido con su álbum debut fue mucho mayor que en su América natal, lo que provocó el interés de muchos sellos europeos y causó un renovado impacto entre productores y críticos del país de las barras y estrellas. Su segundo álbum “You’re Gonna Get it” tuvo tratamiento de súper éxito y consiguió alcanzar el Disco de Oro poco después de su salida al mercado.

Fue entre su segundo disco y el lanzamiento del tercero cuando se empezó a ver el verdadero carácter de Tom Petty. ABC Records (compañía para la que trabajaba la banda) fue vendida a MCA Records y el artista decidió plantarse no queriendo ser transferido como mercancía entre compañías. Necesitaba seguir sintiéndose cómodo en el proceso creativo, temía ser intervenido artísticamente por los intereses comerciales de los nuevos agentes e incluso inició un proceso legal para hacerse con sus derechos y el control de su obra. Tras 9 meses de peleas y acuerdos cayó en bancarrota, pero consiguió sus objetivos de autonomía con MCA. La situación lo llevó al límite en lo personal y todos los críticos pensaron que todo ese proceso afectaría a su nuevo disco de manera negativa.

“Damn the Torpedoes” fue triple platino consiguiendo callar bocas a sus detractores y pegando fuerte entre los fans; había nacido una estrella del Rock. Auténtico, fiel a sus principios, con unas letras desgarradoras y atrevidas y una historia personal llena de sombras y dificultades que completaban el círculo.

Tras varios álbumes con The Heartbreakers también se atrevió con discos en solitario, proyectos en paralelo componiendo para gente como Stevie Nicks, Bob Dylan, Roy Orbison, Goerge Harrison… Su trabajo en los videoclips, especialmente en los 80′ y 90′, se convirtió en objeto de estudio por sus innovadoras técnicas de vanguardia, llegando incluso a trabajar con Johny Depp en “Into the Great Wide Open” y en 1994 y 1995 ganó los MTV awards en la categoría de vídeos, siendo galardonado este año también con el Premio a Vídeo de Vanguardia por su labor en el mundo de los audiovisuales.

Sus trabajos y colaboraciones con el cine le llevaron a casi co-dirigir “Night on Earth” cuya banda sonora cuenta parte de la historia entrelazada que se narra en la cinta; una de las producciones de cine internacional más ambiciosa por hasta 5 idiomas en su duración y un desarrollo distribuído en 5 ciudades (Los Angeles, Nueva York, París, Roma y Helsinky).  Incluso en 1997 interpreta un papel principal en “Mensajero del Futuro” de Kevin Costner.

Su influencia en el panorama musical actual ha sido tan grande que su banda “Tom Petty and The Heartbreakers” obtuvo una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, han entrado en el Rock and Roll Hall of Fame, apareció en “Los Simpson“, tiene varios temas en el videojuego Guitar Hero e incluso ha tocado como artista en solitario en el descanso de la Super Bowl.

A finales de 2007 publicó un documental titulado “Runnin’ Down” donde muestra algunos de los aspectos más personales de su vida y hace un repaso a lo mejor de su obra moviéndose en el campo de la producción audiovisual que tanto le gustó durante toda su vida.

El pasado 2 de octubre murió en el Hospital de Santa Mónica, en Los Angeles, tras un infarto cardíaco. Al líder de los HeartBreakers se le rompió el corazón, pero su legado continúa vivo en cada cinta, en cada canción y en cada documento que ha dejado, y servirá de influencia e inspiración a todos los artistas que han hecho de la música su refugio personal. Gracias Tom.

Compartir