El estudio de DigitalEurope está causando que corran ríos de tinta sobre la legitimidad del Canon en España. Os traemos el estudio original y un pequeño análisis de lo más importante de su desarrollo.

 

DigitalEurope, la organización que representa la industria de tecnología digital en Europa y que engloba compañías como Google, Apple, IBM, Intel, Microsoft, Nvidia o Sony, ha publicado un estudio donde afirma que la recaudación estimada para el actual canon digital es entre 7 y 10 veces superior al daño real causado por la copia privada en España. El estudio ha sido elaborado por la consultora Mazars en base a una encuesta entre 3.000 españoles de entre 14 y 80 años.

Por si no os fiáis de nosotros …

queremos que le echéis un vistazo al estudio original, tan sólo tenéis que pinchar sobre la imagen para acceder a toda la información de primera mano.

Las principales causas

de esta tendencia (abandono o reducción de la piratería) es el abandono de la “copia privada” en los soportes tradicionales, como pueden ser DVDs, Blu-rays, Discos Duros, CDs… Pasando a ser estos mismos considerados más como material de coleccionista que como medios funcionales.

La idea es que la mayoría de la gente está siento seducida por el modelo de negocio que plantean las principales operadoras de streaming, accediendo a la mayoría de los contenidos que consumen a través de suscripciones (de pago o gratuitas) en diferentes plataformas de entretenimiento.

Según el estudio, en el último año solo un 0,9 % de los españoles ha copiado un DVD de películas o series, únicamente un 1,6 % ha realizado una copia privada de un soporte musical y un 2,3 % ha hecho copias privadas de libros. “Los datos actuales indican que ya no está justificado que el 100 % de los usuarios tenga que pagar por el comportamiento marginal de una minoría”, concluye el informe.

Siguiendo el cálculo basado en el informe, la piratería tradicional supondría un máximo de 10 millones de euros en pérdidas sobre la propiedad intelectual mientras que la recaudación por el nuevo canon digital se irá a unos 72 millones. Esa diferencia tan grande la pagarán los productores autónomos, los estudiantes de audiovisuales, los artistas y sus sellos y todo aquel que realice continuamente copias de seguridad o distribución de su propio material.

Se vuelve a abrir el debate…

¿Quién hace los estudios de la SGAE para tasar el canon? ¿Está justificada ahora la piratería ya que pagamos de antemano el fraude? ¿Se establecerán nuevos cánones de consumo sobre conexiones a Internet y servicios de streaming? Esperemos que todas estas reflexiones acaben en un sistema de reparto más justo para los creadores de contenido y para los consumidores de los mismos.

Compartir