Michael Jackson, Tupac, DIO, un museo de hologramas en Hollywood y todo lo que se nos viene encima en forma de espectáculos con hologramas para 2018.

 

Cualquier tiempo pasado fue mejor. Parece un pensamiento muy instaurado en una mayoría de público cuando se trata de rescatar experiencias musicales de antaño a cualquier precio.

Últimamente estamos viendo un crecimiento en la tecnología de los hologramas, experimentando con la “vuelta” de algunos artistas que ya es imposible ver en vivo (nunca mejor dicho).

Siguiendo un histórico de “apariciones” recientes encontramos algunos experimentos muy sonados como el de Tupac en Coachella 2012 o el de Michael Jackson en los premios Billboard 2014 (este último al más puro estilo Star Wars).

 

 

Tras estos experimentos, la tecnología se afianza, mejora y plantea nuevos retos. La anécdota se convierte en industria y este 2018 será el año de los hologramas.

Uno de los “beneficiados” de esta tecnología será Roy Orbison, que ya ha confirmado 10 conciertos en modo holograma en Reino Unido. Será secundado por la Royal Philharmonic Orchestra, como homenaje al primer artista que unió el rock y la música orquestal. Una oportunidad de ver a un artista cuya trayectoria acabó demasiado pronto y que promete un espectáculo único para 2018.

 

La imagen puede contener: una persona, gafas de sol y texto

Pero la cosa no queda ahí…

 

Estamos ante un boom de los hologramas. El mes de noviembre se inaugura un museo virtual en California; el Hologram USA Theatre, en Hollywood Boulevard, que por una entrada de 20 dólares permite ver recreaciones animadas de grandes nombres del pasado como Billie Holiday y Jackie Wilson.

Los Jackson 5 tendrán un musical con hologramas.

Dio (cuyo cantante Ronnie James Dio nos dejó en 2010) acaba de anunciar una gira para 80 ciudades con el grupo acompañado del holograma del cantante.

Se ha anunciado un espectáculo cuyo protagonista será Frank Zappa para 2018, como no, en versión holograma.

Los vivos también tendrán su réplica en 3D…

 

Según Alki David (el promotor de estos espectáculos) la tecnología servirá también para llevar a los artistas de actualidad a lugares donde normalmente no podrían llegar o realizar conciertos múltiples simultáneos  “Esta tecnología ofrece a estrellas globales como Beyoncé la oportunidad de actuar para 200.000 personas en una sola noche”

Ya imaginamos cómo se frotarán las manos las grandes promotoras de espectáculos teniendo a su disposición a músicos virtuales de gran calibre sin tener que preocuparse de sus gastos, excesos, enfermedades, manías, cancelaciones….

¿Cómo afectará a los músicos de verdad? ¿Compraríais entradas para ver a un holograma? ¿Se quedarán con el pedazo de mercado que ahora ocupan las bandas tributo? El tiempo nos dará las respuestas pero ahí nos queda una bonita reflexión para el fin de semana.

Compartir