LA INCLUSIÓN DE BANDAS TELONERAS EN GRANDES CONCIERTOS GENERA UNA DISYUNTIVA ÉTICA Y COMERCIAL

LA INCLUSIÓN DE BANDAS TELONERAS EN GRANDES CONCIERTOS GENERA UNA DISYUNTIVA ÉTICA Y COMERCIAL

La incorporación de bandas teloneras en grandes conciertos es un asunto candente y de vital importancia para aquellos artistas que intentan sacar la cabeza y obtener visibilidad en una escena musical de cada vez más difícil acceso.  El tema ha resurgido a raíz de la actual polémica generada ante la ausencia de bandas locales teloneras en los conciertos de Castrelos (Vigo) de este verano.

Desde Regalamúsica hemos confeccionado un breve análisis del tema para intentar explicar qué es lo que está pasando con un asunto tan controvertido, y a la vez importante, dentro de la escena musical local. Te invitamos a que lo leas y saques tus propias conclusiones al respecto.

Aphonnic, Los Suaves e Igloo fueron teloneros de Anthrax, Ramones y Franz Ferdinand, respectivamente

Varios son los inconvenientes que aparecen cuando un promotor se plantea incluir un “telonero” local en el cartel.

Aunque esto de la música es un negocio de “personas” y las decisiones las toman personas en diferentes posiciones de la cadena de mando, se podría generalizar estableciendo que los grandes inconvenientes suelen surgir cuando el artista principal es “demasiado grande”, y eso ocurre porque entre otras cosas:

👎El artista no necesitará ninguna “ayuda” de otro artista local para asegurar el éxito de asistencia o para “calentar” el ambiente.

👎 Compartir el espacio en el escenario con otra banda puede obligar a mover elementos del backline o del atrezzo, situación que no suele gustar a los equipos técnicos del artista principal.

👎Aunque los equipos de audio son cada vez más sofisticados y versátiles, los artistas prefieren que sus sistemas no sean manipulados por terceros, lo que obliga a casi “duplicar” los equipos en el escenario con el coste añadido que ello supone.

👎 Uno de los principales ingresos de los artistas son los derechos de autor generados en los conciertos en directo. Como esos derechos se pagan a cada artista/autor en función del nº de canciones interpretadas en el show, compartir esos derechos con otros no siempre es considerado un buen negocio para el artista principal.

Pero, para ser honestos, deberíamos hablar también de los beneficios, ¿no?

Si se trata de resumir todo en unas lineas, es inevitable generalizar pero, aún así, podemos decir que programar a un grupo local, a pesar de los inconvenientes relatados, permite, por ejemplo:

👍Poner en valor el talento de las nuevas generaciones locales.

👍Motivar a much@s músic@s que trabajan durante meses e incluso años, y que agradecerán comprobar que su “gente” les apoya.

👍Sumar para que la escena musical local se mantenga viva, latente y con opciones de que aparezcan nuev@s artistas que triunfen en un futuro próximo y que puedan pasear el nombre de su ciudad por muchos lugares.

👍Permitir a los artistas locales enfrentarse a situaciones más “profesionales” con el aprendizaje que ello supone. Ya sabemos que el conocimiento compartido nos hace a todos más grandes, ¿no?

👍Si, además, el promotor es un organismo público, los ciudadanos podrían comprobar que con sus impuestos se promueve la cultura local.

Todos los artistas gallegos que ahora recorren escenarios por la península e incluso fuera de ella han sido alguna vez “artistas emergentes”. Iván Ferreiro, Andrés Suárez, Carlos Núñez, Xoel López, Novedades Carminha, Sés,… Y antes Los Suaves, Siniestro Total, Golpes Bajos, Los Piratas, Los Limones, etc.

Cada vez parece más difícil encontrar oportunidades para las nuevas propuestas emergentes, por eso no debemos olvidar que los artistas que van a liderar la escena musical y cultural en los próximos años son ahora mismo unos desconocidos y que si queremos mejorar como sociedad debemos generar espacios para que nuestros “jóvenes promesas” puedan encontrar el camino.

Escenario de Castrelos (Foto: Metropolitano.gal)

Aprovechamos este breve análisis de la situación para referirnos a la situación actual de las bandas teloneras en Vigo, que volverá a convertirse durante el verano en epicentro  de la música internacional y nacional, con las visita de artistas de renombre mundial, como Lauryn Hill, Tom Jones, Roger Hodgson y bandas tan destacadas de la escena nacional como Vetusta Morla, al clásico escenario de Castrelos. Se espera que los conciertos de la ciudad olívica vuelvan a convertirse en récord de asistencia. Miles de personas podrán ser testigo de directos verdaderamente únicos, pero un año más, Castrelos se queda sin bandas teloneras.

El historial de artistas de Castrelos es abrumador: Oasis, Deep Purple, Metallica o Arctic Monkeys son solamente algunos de los artistas destacados que han pisado el preciado escenario de Castrelos desde sus inicios. Durante muchos años, estos eventos contaban siempre con bandas locales teloneras.

Recordemos cuando The Offspring fueron teloneados por Kannon, banda viguesa de metal, en el año 2004,  o cuando CatPeople, banda viguesa de post rock,  fueron teloneros de Pet Shop Boys en 2006. La última vez que pudimos disfrutar de una banda telonera en Castrelos fue con Aphonnic, teloneros de Anthrax en el año 2016.

Es por ello que desde colectivos como Raposos Crew o Vigo Rock Crew, se ha impulsado una recogida de firmas en la plataforma Change.org para solicitar que vuelva a haber bandas viguesas teloneras en los conciertos de Castrelos, que  lleva recaudado ya más de 900 firmas. Para apoyar la iniciativa con tu firma pulsa en botón:

¿Quieres compartir este contenido?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter